7 ideas geniales para cocinar usando Té


El té no es sólo para beber en una taza o preparar recetas exquisitas de tragos. Si no lo estás incorporando mientras cocinas, te estás perdiendo un mundo de deliciosas oportunidades culinarias, desde risotto hasta sopa, batidos y coberturas de helado.

Con estos trucos gozarás de alternativas saludables a platos tradicionales incorporando los sabores complejos del té y añadiendo cero calorías. Puedes usar bolsitas o té en hojas.

Reemplaza el agua por té

Al hacer pasta, arroz, risotto, avena, quinua o cualquier grano o legumbre que se cocina tradicionalmente en agua, elige un té con un perfil de sabor que coincida con el plato; prepararlo y reemplazar el agua por té.

El arándano, el durazno, el chai, la menta y el limón agregan una dimensión de sabor que el agua nunca podría brindar y cuando usas los tés Sweetea con Stevia le agregas un sabor sin sumar calorías.

Prueba cocinar arroz con Té verde lima jengibre para acompañar un estofado de cordero o un plato de tajine turco . O puedes cocinar avena con un Rooibos Naranja Sweetea para un desayuno bien fresco.

Acentúa el sabor de tus batidos

Prepara tu té favorito, déjalo enfriar, congélalo en bandejas de cubitos de hielo. Una vez listos puedes sacarlos y conservarlo en bolsitas herméticas en el freezer. La próxima vez que prepares un batido, usa los cubitos de hielo con sabor a té en lugar de agua para agregar otro elemento de sabor.

Las proporciones aproximadas son una parte de cubitos por cada tres partes de frutas. Prueba la fresa, frambuesa, lavanda,  menta y el té verde, el té fresh (con cedrón) o el té de Jamaica .

También puedes reemplazar el agua del batido directamente por alguna de las variedades de Ice Tea Sweetea bien helado.

Dale un tono chai a tus comidas

El Té chai ya es de por sí un lujo de sabores. Si lo agregas a tus recetas les darás un toque especiado de la India muy distintivo.

Este té tradicional y delicioso que tiene múltiples beneficios para tu salud mental y física contiene una base del mejor té negro con  las siguientes especias:

- Cardamomo

- Canela

- Clavo de olor

- Jengibre

- Vainilla

Puedes espolvorear una pizca de Té Chai sobre helados, aderezos para ensaladas o en recetas para marinar y batidos. También puede usarlo en pan agregando dos cucharaditas por cada taza de harina.

Una de nuestras recetas preferidas son las Galletas de Té Chai y compartimos con todos los #tealovers nuestra receta “secreta”:

Ingredientes

2 bolsitas de té chai --las hojitas sueltas (1 cucharada aprox.)

210 gramos de mantequilla pomada

1/2 taza de azúcar glass

1/2 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de vainilla

2 tazas de harina

Instrucciones

Bate la mantequilla con el azúcar, a mano o con batidora, hasta integrar completamente.

Agrega la vainilla y el té hasta integrar.

Incluye los demás ingredientes hasta formar una masa uniforme.

Forma un rollo de masa del tamaño que quieras las galletas. Cubre cada rollo con plástico y congela el tiempo que quieras. Para hornear, rebana la masa fría o congelada y acomoda en charolas.

Hornea a 165ºC ( entre mínimo y medio) por 15 minutos o hasta que estén doradas ligeramente.

Hojas de té en tu sopa, a fuego lento

Agrega al caldo de tu sopa una pizca gruesa de hojas de té verde o negro, junto con todos los otros ingredientes que elijas. Cocina a fuego lento hasta que esté listo, luego cuela o elimina las hojas con una cuchara. Además de que realzan los sabores de los otros ingredientes, los beneficios del té verde y el té negro para tu salud son indudables.

Ahúma con té tus comidas y carnes

Quemar hojas de té para ahumar alimentos como carnes, aves, pescado y verduras es una técnica clásica china que agrega un gran sabor ahumado especial.

Puedes usar cualquier hoja de té para esto, aunque el chai, el jazmín y el té verde siempre son excelentes opciones. El proceso es simple: cubre un wok o una sartén profunda con unas pocas capas largas de papel de aluminio., ya que necesitarás un extra para cubrir la comida y sellar el humo. Combina partes iguales de hojas de té y arroz crudo y haz una pila en la base del wok. Rocía un poco de agua sobre la mezcla porque quiere que salga humo, no que se queme.

Si lo deseas puedes agregar cáscaras de cítricos, palitos de canela, anís estrellado, nuez moscada o cualquier especia entera para darle más sabor. Dejar a fuego medio durante aproximadamente cinco minutos o hasta que empiece a humear; luego coloca una rejilla en la sartén sobre la mezcla de té, aproximadamente a 3 cm por encima del té para que el humo pueda circular.

Cubre con papel de aluminio o una tapa y cocina aproximadamente 10 minutos para las aves o 5 minutos para carne, pescado y verduras. Retira del fuego y deja que se continúe cocinando hasta que esté listo.

Un toque personal a tus aderezos

Utiliza tu té preferido como líquido de base para tus marinadas, adobos o salsas de aderezo.

Prepara el doble de marinada que necesites con:

- una parte de té

- una parte de aceite de buena calidad

- algunos aromáticos como hierbas, especias, ajo, jengibre, chiles y cebolla

- una pizca de sal y pimienta o cualquier otro ingrediente que desees.

Utiliza la mitad para marinar carne, pollo, cerdo, verduras, tofu, pescado, lo que sea, y usa la otra mitad para adobar cuando esté cocinado o sirvas en la mesa.

También puedes utilizar esta mezcla agregándolo a un aderezo ya preparado, como mostaza o mayonesa. Toma una parte del aderezo preparado a base de té y dos partes de mayonesa o mostaza, colócalos en la licuadora y una vez que esté bien homogéneo puedes usarlo inmediatamente o conservarlo en frasco con tapa durante 1 semana en la heladera.

Caldo de té listo para cazuelas, sopas y guisos

 

Este truco es doblemente valioso porque además de aprovechar el sabor del té en las comidas reciclarás hojas usadas. En un recipiente para freezer bien pequeño (tupper o bolsita) rotulado “té usado” junta las hojas de té usadas. Te recomendamos los tés en hebras Sweetea que vienen con la Stevia aparte.

Cuando el recipiente esté lleno, descongela, pica las hojas y agrega aproximadamente una cucharada a las cazuelas, sopas y guisos y tendrás sabor y nutrición en un solo paso. Las hojas tienen un sabor fuerte pero delicioso, así que comienza con una pequeña cantidad al principio, prueba y agrega según tu gusto.

 

Fuente: