12 Mitos y realidades sobre la Stevia: todo lo que necesitas saber


6 de cada 10 adultos en Chile sufren sobrepeso. ¿Podrían evitarlo usando un endulzante como la Stevia?
Es un hecho: a los chilenos nos gusta comer. Y si es algo dulce, mejor. Disfrutar de una delicia, una bebida azucarada o una golosina en buena compañía es uno de los grandes placeres de la vida. Y, sin embargo, los excesos frecuentes con el azúcar tienen un impacto perjudicial en la salud como la obesidad y la diabetes tipo 2.
Pero ¿son ciertos los beneficios de la Stevia? ¿Es todo tan natural como parece? Veamos…
Stevia: estas son las verdades y mentiras más frecuentes.

1- La Stevia es una planta producida en laboratorios

Mito
Esta planta llamada Stevia rebaudiana era usada por los indígenas guaraníes en Paraguay hace más de 1500 años que la consumían al paso por el “laboratorio” más sofisticado: la selva tropical. De hecho puedes cultivar Stevia en tu casa , sin otra tecnología que una maceta, tierra, agua y sol.

2- La Stevia es poco práctica para cocinar porque hay que usar hojas:

Mito
Actualmente la Stevia se consigue en polvo, cápsulas, en forma líquida y por supuesto en hojas frescas y secas, todas formas de presentación muy cómodas para cocinar o degustar una bebida.
En  Sweetea utilizamos las materias primas más puras, así que acompañamos nuestras variedades de té con hojas de Stevia directamente en cada bolsita, para que no tengas que cargar siempre con un endulzante . Nuestros productos son 100% funcionales así que también tenemos Stevia en hojas para que agregues a tus bebidas o comidas a gusto y placer.

3- No todos los endulzantes rotulados como “Stevia” son inocuos

Verdad
Aunque los controles en el etiquetado de los alimentos en Chile han mejorado mucho en la última década, aún es posible encontrar en los supermercados productos rotulados en forma engañosa. Por ejemplo, algunos etiquetan con letra bien grande “Stevia” y cuando lees los ingredientes descubres que tienen una composición mínima de este endulzante y el resto resultan ser edulcorantes, azúcares y conservantes (Dextrosa, Fructosa, Malto dextrina, ácido cítrico, sorbato de potasio, benzoato de sodio, etc.)
La mejor medida para combatir esta práctica comercial engañosa es leer bien los ingredientes y no comprarlos sino te parecen datos claros.

4- La Stevia es buena para los diabéticos

Verdad
Los estudios demuestran que la Stevia no aporta calorías o carbohidratos a la dieta y no afectaba a los niveles de glucosa en sangre. El consumo de Stevia es importante para la gente que desea perder peso, no solo porque ayuda a disminuir la ingesta de calorías, sino porque reduce los antojos y la necesidad de estar comiendo dulces.
Recientemente se ha descubierto que la Stevia activa una proteína llamada TRPM5 que controla los niveles de insulina en diabéticos, por lo que su efecto beneficioso es por partida doble.

5- La Stevia puede aumentar la grasa abdominal

Mito
Todo lo contrario: sustituir el azúcar por un endulzante que no se absorbe en el intestino obviamente reducirá la ingesta de calorías que es en definitiva lo que provoca el aumento de la grasa corporal. Cuando todo el azúcar que aportamos a nuestro cuerpo en frutas, pastas, panes, bebidas, etc., no se gasta en intenso ejercicio físico se acumula en el abdomen, que es el sobrepeso más peligroso para nuestro sistema cardiovascular.

6- La Stevia no endulza tan bien como el azúcar

Mito
Las cantidades de Stevia que usarás para endulzar tus comidas o bebidas son sorprendentemente pequeñas: ¡la Stevia endulza de 100 a 300 veces más que el azúcar! Así que una gota o una pizca de Stevia en polvo es suficiente para lograr un sabor dulce y más duradero en el paladar.

7- Las embarazadas no pueden usar Stevia

Mito
Todos los estudios realizados hasta la fecha muestran que la Stevia no tienen ningún efecto secundario en la madre embarazada o en el bebé, por lo que su uso se totalmente seguro durante el embarazo. Tampoco pasa a la leche materna así que se puede utilizar perfectamente en el período de lactancia.

8- Los niños también pueden usar Stevia

Verdad
La Stevia es totalmente segura durante la infancia. De hecho, se recomienda en niños para evitar caries y prevenir la obesidad infantil cuando hay antecedentes familiares. Pregúntale a tu odontólogo: estará feliz de saber que tus niños reemplazan el azúcar por este endulzante completamente natural.

9- La Stevia no sirve para hacer postres

Mito
La Stevia es tan versátil como el azúcar e incluso se disuelve más fácilmente en algunos líquidos como la leche fría. Así que eres libre de agregarlo a cualquier cosa, a todo, a cualquier temperatura. Desde una bebida helada hasta un muffin bien caliente, todo se puede disfrutar con este endulzante natural.

10-No se puede hacer caramelo duro con la Stevia

Verdad
La Stevia no cristaliza así que no podrás hacer caramelo sólido por más que la calientes a alta temperatura. Pero puedes hacer caramelo líquido si la mezclas con agua. No te pierdas esta deliciosa receta de flan con caramelo sin azúcar.

11- La Stevia es un endulzante aprobado en Chile

Verdad
Las agencias reguladoras de la salud de todo el mundo han aprobado los extractos de hojas de Stevia de alta pureza como consumo completamente seguro. Esto incluye poblaciones especiales como mujeres embarazadas y lactantes, niños y personas con alergias o diabetes.

12- La Stevia puede producir alergia

Mito
En 2010, el Comité Europeo de Seguridad Alimentaria (EFSA) revisó la literatura disponible acerca de la Stevia para determinar si había alguna causa de preocupación con respecto al potencial de reacción alérgica. Las conclusiones del trabajo detallan que “los componentes de la Stevia no son reactivos y no se metabolizan a compuestos reactivos, por lo tanto, no se ha podido comprobar que produzcan reacciones alérgicas cuando se consumen en los alimentos".
Ahora que sabes toda la verdad acerca de la Stevia ¿qué estas esperando para comenzar una vida saludable?
Un pequeño paso puede cambiar tu vida…

Sweetea Tés con Stevia son los únicos tés e infusiones dulces 100% naturales 

 

Fuentes:

Organización Panamericana de la Salud

International Journal of Obesity

Sustitutos del azúcar durante el embarazo