¿Por qué elegir té en hoja?


Nuestros tealovers lo pidieron y ¡ya lo tienen! La línea de té en hebras de Sweetea llega con nuevos sabores y aromas, como:

  • Té Verde Lima Jengibre

  • Té Negro Flores

  • Té Rooibos Naranja

Siempre estamos innovando para satisfacer las necesidades de nuestros clientes más exigentes o los que quieren probar algo nuevo. Por eso te ofrecemos una experiencia lo más natural posible incluyendo las hojas de Stevia sin procesar.  Ahora puedes decirle adiós al azúcar disfrutando del endulzante directamente de la planta a tu taza.

¿Té en hoja o té en bolsas?

Este es el Gran Debate de cualquier reunión de amantes del té. Los más puristas defenderán el té en hebras hasta el final, los más prácticos recomendarán las bolsitas. ¿Quién tiene razón? ¿Hay una única forma de degustar el té?

La respuesta es que no, ya que hay tantas formas de degustar el té como de otras bebidas, como el whisky o el café.  La manera en que prepares tu té depende de las costumbres heredadas, del clima, del tiempo que dispones, de si estás en casa o no y hasta las características propias del té que hayas elegido.

Si hay algo que caracteriza a los tealovers es que siempre están dispuestos a innovar, investigar sistemas de preparación y degustar nuevos sabores. Así que seamos objetivos en este debate analizando los pros y los contras del té en hojas y el té en bolsitas.

Diferencias entre el té en hoja y el té en bolsitas

- El tamaño: En un paquete de té en hojas encontrarás brotes, hojas enteras o trozos grandes de hoja. En las bolsitas, por la propia manipulación y envasado, si incluyen hojas muy rotas y polvillo del té. Aun cuando elijas té en bolsitas de la mejor calidad, tendrá menos aceites esenciales que el de hebras, ya que éstos se pierden parcialmente cuando la hoja se rompe. Los aceites esenciales son los responsables del aroma y el sabor del té.

- El sabor: Cuando preparas una infusión con la hoja del té completa o en grandes trozos logras extraerle sabores y aromas sutiles y complejos, gracias a los aceites esenciales que se han conservado. En el caso del té en bolsitas notarás que hay un sabor predominante y no siempre se notan los más sutiles.

- El tiempo: el té en bolsitas se prepara rápidamente y no necesitas más que unos segundos para que su contenido comience a pasar al agua. En el té en hojas, las hebras primero se absorben el agua, se hinchan y luego liberan sus principios activos. En ambos casos el tiempo de preparación depende del tipo de té y de tu propio gusto, pero en general el té en hoja necesita un par de minutos más para que esté listo.

- La practicidad: El té en bolsitas nació justamente por eso, por la practicidad para prepararlo. No necesitas más que una taza y el agua. En el caso del té en hebras necesitarás filtro y tetera, que no están disponibles en oficinas o lugares de trabajo.

- El rendimiento: La bolsita de té tiene la cantidad justa y necesaria para preparar una sola taza de té. En el caso del té en hebras se recomienda siempre una cucharadita de té por taza, pero puedes agregarle un poco más de agua y obtener una buena infusión de taza media.

- Los taninos: Si usas el té en hebras podrás preparar una infusión que conserva todas las propiedades de la hoja, incluyendo los taninos, que son los que le dan el sabor astringente propio de cada variedad de té. Algunas personas prefieren un té no tan “fuerte”, por lo que las bolsitas pueden ser una buena elección para ellas.

- La conservación: el té en hebras se conserva más tiempo que adentro de las bolsitas. Puedes guardarlo en un frasco hermético y opaco a la luz y verás que se mantiene fresco por un largo período.

- Las mezclas propias: Muchos amantes del té están ansiosos por experimentar con mezclas de sabores. Aunque en Sweetea tenemos para ofrecerte una gran variedad de mezclas tal vez quieras mezclar tés, hierbas o flores. En este caso, el té en hebras es la mejor opción.

Esta es la Regla de Oro del té:

En el debate té en bolsas vs té en hojas, los amantes del té eligen lo que más les gusta o se adapta al momento del día o el lugar donde están. Puedes escuchar las opiniones de los expertos e informarte, pero la Regla de Oro es que te abras a probar sabores nuevos y prepares tu té como más te gusta.

Al fin y al cabo, cuando hablamos de té, disfrutar es lo único que importa.