¿Con qué leches vegetales combinar un té chai?


Si aún no has probado el té Chai, te estás privando de uno de los grandes placeres de la vida y de aprovechar los beneficios de esta infusión ancestral.

Aunque se toma en la India hace nada menos que 4000 años, llegó a Occidente hace varios siglos, la difusión que ha tenido en los últimos 15 años ha sido impresionante. Todo el mundo bebe té Chai, comenzando por las celebrities que invaden las redes sociales mostrando su taza con las burbujas de leche características.

En las grandes ciudades americanas las cafeterías ofrecen varias recetas de té chai, algunas universalmente conocidas y otras creadas por las famosas franquicias como Starbucks que instaló de tal manera su Té Chai Latte que mucha gente cree que es un invento de la firma.

También la versión espresso del Té Chai es famoso en las cafeterías y en los hogares que disponen de una máquina de café. Se dice que fue creado por error en un bar de Covent Garden (Inglaterra) en 1990 cuando una barista sirvió por error el té chai con la leche de máquina cremada. Al cliente norteamericano le gustó tanto que decidió importar el estilo a su país.

Los ingredientes del té Chai son tan variados como sus recetas, pero los ingredientes básicos que están presentes en todas ellas son:

*Té negro

*Leche

*Azúcar o endulzante natural (Stevia)

*Cardamomo

*Clavo de olor

*Canela

*Jengibre

Muchas recetas incluyen también vainilla y pimienta. El té Chai original o Masala Chai que se bebe en las familias hindúes es bastante más especiado y picante que el que bebemos en Occidente y contiene menos leche.

Preparar en tu casa la mejor versión de esta bebida hindú es ahora muy fácil, ya que Sweetea pone a tu alcance el Té Chai Sweetea endulzado con Stevia preparado con una mezcla de tés de altísima calidad de Malawi y la India. Agregando un tercio de la taza de leche entera caliente batida o espumada, estarás al mismo nivel que las mejores cafeterías del mundo.

Pero si quieres descubrir más sabores exóticos en el té Chai, la tendencia es reemplazar la leche de vaca por leches vegetales. Además, es ideal si eres vegano, intolerante a la lactosa o al gluten.

Conoce las propiedades y sabores de las leches vegetales que actualmente se consiguen en la mayoría de los supermercados o tiendas saludables.

Las mejores leches vegetales para el té chai

1- Leche de almendras

Es la preferida por muchos de nuestros tealovers. Aunque hay varias marcas comerciales, puedes prepararla en tu casa:

- 1 vaso de almendras crudas, con piel y todo, remojadas 2 horas.

- 750 ml de agua

- Vainilla o canela (opcional)

Sólo tienes que colocar los ingredientes en la licuadora y licuar hasta que quede una pasta. Filtrar con malla fina, puede ser una gasa, moviendo con una cuchara para acelerar el proceso. Obtendrás aproximadamente 1 litro de leche de almendras. Puedes guardarla hasta 3 días en heladera.

Ahora que tienes tu leche casera (o que ya has comprado una) puedes preparar tu té chai. Nuestra receta preferida es la de Te Chai Sweetea Smoothie frío  o preparar una muy simple de Sweetea Chai Latte Almendras como la que hacemos en este video:

La leche de almendras es la alternativa vegetal más utilizada en el mundo y tiene un sabor dulce semejante al de la nuez que combina de maravilla con las especias del té Chai.

Como sabrás las leches vegetales tienen proteínas diferentes a la leche de vaca. Estas son las responsables de lograr la espuma, así que en las vegetales lograrás la típica espuma que corone tu té a una temperatura más baja que el hervor de la leche animal. En general las leches vegetales que se comercializan tienen estabilizantes, por lo que espuman más rápido que las leches caseras.

Aunque la leche de almendras no es la más fácil de espumar, pero sí se logra una buena espuma si bates enérgicamente mientras calientas aportando un sabor muy suave al exquisito té Chai.

2- Leche de coco:

Esta es la leche vegetal preferida por los baristas porque logran una espuma muy estable que de paso permite dar rienda suelta al arte latte.

Es la leche vegetal que contiene más grasa, azúcar y proteínas y su textura es muy agradable al paladar.

También se consigue fácilmente en los supermercados, pero puedes prepararla en tu casa, con un coco o usando una buena marca de coco rallado sin azúcar que puedes comprar en las dietéticas. Preparar esta leche no te llevará más de 10 minutos.

Colocar 1 taza de coco rallado en la licuadora y agregar 2 tazas de agua caliente (sin hervir). Procesa hasta obtener una pasta homogénea y filtra con gasa o filtro de café. Verás que mezclando en caliente obtendrás espuma muy fácilmente.

Preparar tu receta de té Chai preferida o nuestra receta de Té Golden Chai Latte rápida que es todo un éxito.

3- Leche de castañas de cajú:

Esta leche vegetal se está haciendo muy popular pero aún no es fácil de conseguir en supermercados, pero hay varias marcas disponibles en tiendas veganas o dietéticas.

Tiene un sabor muy suave y es la que menos proteínas aporta, pero sus proteínas permiten que espume muy fácilmente dando un aspecto más voluminoso a tu taza de té Chai.

Para preparar tu leche de castañas de cajú necesitas remojar un puñado de ellas en agua durante 3 horas. Luego de descartar el líquido, lleva las castañas mojadas a la licuadora y procesa junto con 2 tazas de agua. También le puedes agregar dátiles y extracto de vainilla como en nuestra receta de Té Golden Chai.

Luego de filtrar la mezcla puedes guardarla hasta 5 días en el refrigerador o calentar para degustar un rico Té Chai Sweetea.

4- Leche de Soya:

Es una de las leches vegetales más conocidas y comercializada hace varias décadas. Actualmente hasta viene saborizada de manzana, vainilla o chocolate. Aunque no es la combinación que mejor le va al té chai, es una opción si no tienes a mano las leches anteriores.

Para un Té Chai Sweetea con leche de soja, hierve primero la leche para que obtengas el máximo nivel de espuma posible.

 

 

Fuentes:

Wikipedia

Plant Milks