Las mejores tazas para beber té


Para nuestros tealovers, una taza de té nunca es suficiente. Además, ¿hay mayor alegría que beber té de una taza que te gusta? Con o sin asas, grandes o pequeñas, de vidrio o porcelana, hay una taza perfecta para cada té. Pero, ¿cuáles son las mejores tazas para beber té?

Las primeras tazas de té

Según la leyenda, el té fue inventado hace casi 5000 años por Shen Nung, un emperador chino y padre de la Medicina Tradicional China.

Los primeros textos escritos sobre el té aparecieron hace más de 1000 años. Uno muy importante, El clásico del té, escrito en el año 765 por un maestro del té chino Lu Yu, y que aún se sigue publicando. En este libro, Lu Yu menciona una lista completa de los utensilios necesarios para preparar una taza de té, incluido un cuenco de té.

Los cuencos de té fueron, de hecho, las primeras tazas de té. Las tazas de té o los tazones de té sin asas siguen siendo una parte importante (y hermosa) de las culturas de beber té en muchos países asiáticos. Las asas o empuñaduras de las tazas se inventaron casi 1000 años después, en Europa.

Con los siglos las tazas pasaron a ser un símbolo de estatus social o riqueza, debido a que fue siempre una vajilla habitual en las reuniones sociales. Lucir las mejores tazas de té cuando había visitas es aún una costumbre en muchas familias.

Pero si hablamos de riqueza, imposible no mencionar cuál es, hasta ahora, la taza más cara del mundo. Se trata de una taza de porcelana de la Dinastía Ming perteneciente al Emperador que gobernó entre 1464 y 1487. Se la conoce como “la taza de las gallinas” ya que está decorada con varios de estos animalitos. No solamente es increíble que haya llegado intacta hasta nuestros días, sino que se pagó por ella 61 millones de dólares. El feliz comprador declaró que suele tomar el té en este cuenco todos los días. Los gustos hay que dárselos en esta vida, dicen.

Pero no tenemos que llegar a esos extremos para disfrutar de una buena taza de nuestras variedades de Tés con Stevia Sweetea, ya sea en hojas o en bolsitas.

Te contamos cuáles son las tazas que harán de tu momento de té una mejor experiencia.

Cualidades de una buena taza para té

1- No debe ser porosa: simplemente porque los poros van absorbiendo los sustancias del té que le dan su sabor y aroma y afectan a las próximas infusiones que bebas en esa taza. Te darás cuenta de que el material es poroso porque se manchan del color del té con mucha facilidad.

2- Debería mantener el calor del té: una taza con un borde ancho enfría el té más rápido, mientras que una alta y estrecha lo mantiene caliente por más tiempo y concentra el aroma. Las tazas de paredes delgadas pierden calor más rápido, mientras que la cerámica retiene el calor por más tiempo que el vidrio.

3- Debe tener un borde superior delgado: esto es esencial para que la bebida pueda rodar por el borde de la taza y caer en tu lengua con más facilidad.

4- Debe ser químicamente segura: Si tu taza será de plástico, no debe contener Bisfenol , que es una sustancia tóxica presente en muchos vasos y botellas descartables.

5- El tamaño debe ser coherente con tu tetera: si acostumbras a usar té en hojas y tienes una tetera pequeña, no tiene sentido tomar el té en un jarro o mug. Mejor buscar una taza más pequeña.

6- Debe ser cómoda para tus manos: una taza puede ser muy fina pero incómoda para ti, ya sea por su forma, falta de asas o por el tamaño de tus manos. No resignes comodidad por usar una taza demasiado sofisticada.

Los mejores materiales para una taza de té o infusión

Las tazas de té o los jarros pueden estar hechos de diferentes materiales. Pueden ser de plástico, metales, vidrio, madera, barro, cerámica o porcelana. No todos los materiales son aptos para microondas y lavavajillas, y algunos deben limpiarse solo con agua. Sin embargo, la decisión final sobre qué taza usar debe depender de muchos factores, incluido el té que estás bebiendo, dónde lo beberás, si es frío o caliente y sobre todo de tu comodidad y experiencia.

Porcelana

La porcelana conocida como China es también llamada porcelana de pasta dura es un material compacto, frágil, duro, translúcido e impermeable. Fue inventada por los chinos y guardaron la fórmula de fabricación en secreto durante siglos. Recién en el siglo XVIII un alquimista alemán logra imitarla.

Hay otra porcelana que se fabrica con polvo de huesos animales, que se llama porcelana Bone China. Es más cara, pero se caracteriza por su alto grado de blancura y transparencia, ​por su dureza y su alta resistencia a los golpes, siendo esta unas de las más nobles y mejores porcelanas. Casi toda la vajilla de té inglesa de calidad está fabricada con Bone China.

Ambas porcelanas están recubiertas de un esmalte vitrificado que las sella por dentro y por fuera e impide la presencia de poros. Por eso observarás que los taninos no se adhieren y la taza nunca se mancha.

Ideal para que saborear tu té sea una experiencia única, pero tal vez no te convenga usarla a diario por su fragilidad.

Vidrio

Las tazas y jarros de vidrio cumplen con todos los criterios para la vajilla ideal de té enumerados anteriormente. El vidrio se utiliza también para preparar té en las tetera.

El vidrio común, el pintado con proceso de vitrificado y el resistente al alto calor (tipo Pyrex o de borosilicato) no reaccionan en absoluto con el té, pero pueden perder calor rápidamente dependiendo de su grosor.

El vidrio Pyrex es una buena opción, casi tan bueno como la porcelana y menos frágil. Los vasos de vidrio de doble pared son una elección muy buena en la que la pared interior retiene el calor mientras que la exterior impide que tus manos se quemen. Es más, hay algo maravilloso en cómo se ve el té a través de las dos capas de vidrio.

Cerámica

Es el material más frecuente en cualquier tienda de vajillas. Las piezas hechas de cerámica son altamente resistentes. Al ser fabricadas de materiales provenientes de piedras y minerales, pueden resistir algunos golpes, rayones y un uso muy rudo sin romperse. Como la cerámica es muy maleable, las tazas y jarros vienen de las formas más diversas.

Son ideales para microondas y lavavajillas. Pero, aunque tienen un proceso de vitrificado interno, sigue siendo porosa. Se dice que una taza de cerámica tiene memoria, es decir, el material poroso mantiene algo del sabor del té que se mezclará con el próximo que bebas. Esa es la razón por las que los taninos suelen mancharlas.

Para beber todos los días o darte el gusto con diseños personalizados, es la taza más usada.

Metal

En la fabricación de tazas y especialmente en la de jarros, el metal más usado es el acero inoxidable. Sueles estar recubiertos de materiales que conservan el calor, como plástico o cuero y son los mejores si vas a salir con tu jarro de té en la mano para tomarlo en el auto, o si sales de caminata con tu té frío o caliente.

Otro metal usado en vajilla de muy alto costo es la plata. Como material noble, no interacciona con el te por lo que no le cambia el color. Además de su costo, la otra desventaja es que no conservan el calor y si no tienes cuidado te quemarás las manos. Si tienes un juego de té jamás se te ocurra lustrar tu platería con ningún producto en el interior de las tazas ya que puede ser muy tóxico. O sea, quedan geniales para lucirlas.

Barro

La vajilla de barro no solo es diferente en cada país sino en cada una de sus regiones. Esto depende de los materiales que componen el suelo de la zona y de los métodos de cocción que se van heredando entre los artesanos de generación en generación.

Aunque creamos que la vajilla de barro es un arte creado por los indígenas americanos, en realidad en la India servir el té en tazas de barro es el método tradicional de beberlo. De hecho, en la calle sirven el Té Chai en estos recipientes de paredes muy finas llamadas Kulhad. Pero estas tazas son usadas una vez y luego descartadas. Son más ecológicas que usar plásticos.

Si las tazas de barro que tienes en tu hogar no están selladas por dentro con algún esmalte, serán bastante porosas. Por eso es probable que cambien el gusto de tu té. Pueden suavizarlo reteniendo taninos, pero tarde o temprano estos taninos volverán al próximo té que sirvas.

En el caso de beber Té Chai Latte Sweetea, la leche forma una capa protectora sobre esos poros, por lo que las tazas de barro funcionan muy bien para estas recetas con leche. ¡Incluso le pueden aportar un sabor terroso muy agradable!