La Historia del Té


La historia del té es larga, compleja, llena de leyendas y atraviesa varias culturas y miles de años.

Aunque el té parece ser una bebida típicamente inglesa, en realidad en ese país han estado bebiéndola durante sólo unos 400 años. Pero el té tiene una historia que se remonta miles de años atrás.

dibujo origen del teORIGEN DEL TÉ

La historia de té comienza en China. Según la leyenda, en 2737 aC, el emperador chino Shen Nung estaba sentado debajo de un árbol mientras su criado hervía agua potable, cuando algunas hojas del árbol cayeron en el agua. Shen Nung, un herbolario reconocido, decidió probar la infusión que su criado había creado accidentalmente. El árbol era un Camellia sinensis, y la bebida resultante era lo que ahora llamamos té.

Es imposible saber si hay algo de verdad en esta historia. Pero sin duda el consumo de té de China se estableció muchos siglos antes de que incluso se hablara de él más al oeste. Los recipientes para el té se han encontrado en tumbas que datan de la dinastía Han (206 aC - 220 dC), pero fue bajo la dinastía Tang (618-906 dC), que el té se estableció firmemente como la bebida nacional de China.

Se convirtió en la bebida favorita de tal manera que durante finales del siglo VIII un escritor llamado Lu Yu escribió el primer libro completo sobre el té, el Ch'a Ching, o té clásico. Fue poco después de esto que el té fue introducido por primera vez a Japón, por los monjes budistas japoneses que habían viajado a China para estudiar. El consumo de té se ha convertido en una parte vital de la cultura japonesa, como se ve en el desarrollo de la ceremonia del té, que puede tener sus raíces en los rituales descritos en el Ch'a Ching. Desde allí se expandió a todo Oriente.

Los chinos comienzan a procesar el té de una manera diferente a mediados del siglo XIII. Las hojas de té se tuestan y luego se desmenuzan en lugar de agregarse directamente al agua. Por las dinastías Yuan y Ming, se comienza a detener el proceso de oxidación de las hojas propio del marchitamiento, fritando las hojas secas en aceite. Esto detiene el proceso de la oxidación y permite que el té permanezca verde.

En el siglo XV, se desarrolló el té Oolong, donde las hojas de té se dejaron fermentar parcialmente antes de la fritarlas. El gusto occidental, sin embargo, prefirió el té negro completamente oxidado, y las hojas se dejaron fermentar aún más. El té amarillo fue un descubrimiento accidental en la producción de té verde durante la dinastía Ming, cuando prácticas aparentemente descuidadas permitieron que las hojas se volvieran amarillas, pero produjeron un sabor diferente como resultado.

Te puede interesar leer también: el origen del té chai

mono dibujo¿Cosecha de monos?

La producción de té en China, históricamente, fue un proceso muy laborioso, llevado a cabo en regiones distantes y a menudo poco accesibles. Esto llevó al surgimiento de muchas historias apócrifas y leyendas que rodean el proceso de cosecha.

Por ejemplo, una historia repetida durante muchos años es la de un pueblo donde los monos recogen el té. Según esta leyenda, los aldeanos se colocan debajo de los monos y los provocan. Los monos, a su vez, se enojan y toman puñados de hojas de té y los tiran a los aldeanos. Hay productos vendidos hoy en China que incluso dicen ser cosechados de esta manera, pero ningún periodista o autor confiable ha chequeado y la mayoría cree que jamás ocurrió. Además, la planta de té su cultiva más como un arbusto de porte mediano que como un árbol.

EXPANSION GLOBAL

El primer registro escrito conocido en Occidente que hable de la existencia del té es una declaración de un viajero árabe, del año 879, donde afirma que la principal fuente de ingresos de la Provincia China de Cantón es la sal y el té.

Marco Polo registra en sus diarios de viaje la renuncia de un ministro chino en 1285 por el aumento arbitrario de los impuestos al té.

En 1557, Portugal establece un puerto comercial en Macao (China) y la palabra de la bebida "chá" se extendió rápidamente, pero no hay ninguna mención de que llevaran una muestra a Europa. A principios del siglo XVII, un buque de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales trajo las primeras hojas de té verde a Ámsterdam desde China.

Hay registros de que el té era conocido en Francia en 1636. Disfruta de un breve período de popularidad en París alrededor de 1648.

La historia del té en Rusia también puede remontarse al siglo XVII. El té fue ofrecido primero por China como regalo al zar Michael I en 1618. El embajador ruso probó la bebida, no le gustó y rechazó la oferta, retrasando la introducción rusa del té por cincuenta años. En 1689, el té era regularmente importado de China a Rusia a través de una caravana de cientos de camellos que viajaban durante un año, convirtiéndolo en un bien carísimo en ese momento. El té comenzó a usarse por boticarios alemanes antes de 1657 pero nunca ganó mucha estima excepto en áreas costeras tales como Ostfriesland.

En Inglaterra aparece en forma pública en la década de 1650, donde fue introducido a través de bares de cafés. Desde allí se introdujo las colonias británicas en América y en otros lugares.

Los británicos tomaron a tomar el té con un entusiasmo que continúa hasta nuestros días. Se convirtió en una bebida popular en las casas de café, que eran sitios donde se hacían negocios o se pasaban horas de relax o placer. A estos bares sólo concurrían las clases media y alta y sólo hombres; las mujeres bebían té en sus propios hogares. En esa época el té seguía siendo demasiado caro para las clases trabajadoras. En parte, su alto precio se debía a un sistema punitivo de impuestos. Recién durante el siglo XVIII los impuestos son abolidos y el té se hace accesible para todas las clases sociales.

primeras bolsas de téLLEGAN LOS SAQUITOS DE TÉ

Las bolsitas o saquitos de té se inventaron en Estados Unidos a principios del siglo XX, pero en Gran Bretaña no les fue fácil imponerse:  recién en 1970 se hacen de uso masivo.

Hoy en día, sería difícil para muchos bebedores de té imaginar la vida sin las bolsitas.. Con la investigación científica reciente que indica que el consumo de té puede tener beneficios para la salud directa, se asegura que en los siglos venideros siempre habrá un lugar en el día para una buena taza de té.

Los chinos siguen a la cabeza de la producción mundial de té, seguidos por India. En Sudamérica, Argentina es la mayor productora de té.

Te puede interesar: 21 usos para las bolsitas de té

Fuentes:

  • Wikipedia : Historia del té
  • Mary Lou Heiss, 2007, The Story of Tea: A Cultural History and Drinking Guide
  • Etiquetas: