Cómo hacer el Ice Tea perfecto: 4 formas de lograrlo fácilmente


Cuando llegan los días de sofocante calor todo lo que quieres es tomarte un delicioso y refrescante vaso de té helado. Puede tener siempre en heladera una botella de Ice Tea Sweetea, o puedes usar un té o infusión de tu variedad favorita. Pero ojo, no hay mayor fastidio que probar un sorbo y darte cuenta que lo preparaste mal.

Aunque parezca una receta básica, igual hay bastante margen para equivocarse. Una infusión amarga o con demasiados taninos, azúcar sin disolver o las hebras de té flotando son los errores más comunes.

Nuestro consejo: Usa té en bolsitas

 

Es cierto que los maestros del té prefieren prepararlo con hojas sueltas, pero hay varios beneficios en usar las bolsitas de té para preparar el Ice Tea.

Si usas un té de calidad como Sweetea, verás que las bolsitas contienen la misma mezcla del té en hojas, que asegura un buen tamaño para que puedan pasar al agua todos los componentes del té. De esta forma no necesitarás colador ni tetera especial.

Elige siempre una marca de té con bolsitas grandes. Las bolsas pequeñas suelen tener restos picados de las hojas del árbol de té, lo que es señal de mala calidad.

Si quieres preparar una buena cantidad de té, convendrá atar entre sí los hilos de las bolsitas, así no tienes que andar pescando para sacarlas.

Ahora que sabes qué té elegir, puedes elegir una de las opciones para tu Ice Tea perfecto.

Cómo hacer Ice Tea de 4 maneras diferentes

Primera opción: El típico Ice Tea

Paso 1: El té helado clásico utiliza té negro de excelente calidad, en especial el Té Negro Bergamota Sweetea que ya viene endulzado. Esta mezcla de Malawi /India es ideal ya que no se empañará cuando se enfríe, conservando su aspecto claro. Toma 3 o 4 bolsitas para empezar.

Paso 2: Calentar el agua. En una ollita coloca 2 tazas de agua (si es filtrada, mejor) y lleva a ebullición. Cuando hierva apaga el fuego inmediatamente y agrega las bolsitas de té. Si deseas un té negro más suave, puede agregar el té antes de que hierva el agua, cuando esté a unos 90 C.

Paso 3: Infusión. Permite que el té libere sus componentes durante 3 minutos y retira las bolsitas. Nunca esperes más de 5 minutos porque obtendrás un Ice Tea astringente.

Paso 4: Agregar más agua. Pasa el té a una jarra, espera 10 minutos que se enfríe, agrega 2 tazas de agua bien fría, mezclar y llevar a heladera 2 hs.

Paso 5: Servir y disfrutar. En vasos altos con hielo, vierte el Ice Tea, al que puedes agregarle unas gotas de limón o decorar con hojitas de menta.

Segunda opción: Té helado con frutas

 

En este delicioso Ice Tea puedes usar distintas frutas de estación, aunque las que van muy bien son las frutillas, duraznos, frambuesa, maracuyá, cerezas. También puedes hacer una mezcla de uvas, kiwis y naranjas. Si no tienes frutas a mano, puede usar un jarabe de frutas, pero te recomendamos las frutas frescas.

Paso 1: Prepara el Ice Tea negro como en la opción anterior.

Paso 2: Si usan cualquier té Sweetea, no es necesario agregar azúcar, ya que las bolsitas contienen Stevia natural como endulzante. Procesa 1 taza de frutas o haz un puré hasta lograr una pasta más bien líquida y homogénea.

Paso 3: Mezcla las frutas con el Ice Tea, revuelve muy bien y sírvelo sobre hielo en vasos altos. También puedes agregarle hojitas de albahaca para decorar.

Tercera opción: Té helado de Jamaica

 

Si prefieres un Ice Tea más cremoso, elije el Té de Jamaica Sweetea, que además contiene Hibisco y Rosa Mosqueta, para preparar esta receta que bien puedes servir de postre.

Paso 1: Calienta 4 tazas de agua y cuando hierva agrega 4 bolsitas del té de Jamaica. Deja reposar 3 minutos antes de pasarlo a una jarra para enfriarlo 2 horas.

Paso 2: Elige vasos altos y agrega helado de vainilla (o limón cremoso, según tu gusto) hasta la mitad. Agrega el Ice Tea y mezcla bien. Servir con sorbete y disfrutar.

Cuarta opción: Ice Tea verde

 

El té verde es la opción súper fresca del Ice Tea y se viene imponiendo en las nuevas generaciones.  A partir del nuevo Té Fresh Sweetea que es té verde de excelente calidad más el agregado de hojas de menta, cedrón y Stevia podrás  preparar este Ice Tea y lucirte ante tus amigos. Ideal para compartir este verano en la piscina.

Paso 1: Usa 4 bolsitas de Té Fresh y prepáralo como el clásico té negro de la opción 1. Sirve sobre un vaso con hielo hasta la mitad, agrégale unas gotas de limón y puedes decorarlo con una rodajita. Ahora sí, frescura total.

El Ice Tea puede prepararse con cientos de sabores diferentes , incluso con infusiones de hierbas. Cuida tu organismo reduciendo al mínimo las bebidas gaseosas azucaradas y reemplázalas por té helado para el consumo familiar.

Puedes inventar tus propias recetas de Ice Tea agregando miel, mezclas de frutas, leches vegetales, cremas o distintos sabores de helados. O puedes recrear estas otras recetas increíbles, hasta para unas fiestas de cócteles. ¡Crea tu propio Ice Tea con libertad total!