¿Cómo reconocer la calidad de un té?


Hay tantas marcas diferentes de té para elegir que obviamente creemos que son todas de calidad. Pero, es esto así? Por supuesto que no. Es importante tener una idea general sobre cómo reconocer un té de buena calidad. 

Generalmente, hay cuatro factores que determinan la calidad de un té: aspecto, color, fragancia y gusto. Por supuesto, todos estos aspectos están relacionados, ya que un té con una buena fragancia también debe tener buen sabor. Una buena calidad significa buen aspecto, color, fragancia, sabor y sensación general. Un té de alta calidad consiste en hojas de alta calidad, recolectadas en el momento en que las hojas están llenas de energía durante la primavera. Lo mejor sería que el ambiente de recolección y producción se lo más natural posible; sin máquinas, sin contaminación, todo en pro del cuidado del producto.

hojas de té1. Aspecto:

Hay que fijarse en la apariencia de las hojas secas de té:
Extender un puñado de hojas de té sobre una mesa para comprobar su forma, tamaño y ternura (suavidad). Hay diferentes normas para todas las formas y tamaños, así como para diferentes tipos de té. Todos los tés de alta calidad deben tener aproximadamente la misma forma y tamaño.

En general, cuanto más largo, más delgado y más denso, mejor. La ternura es también un factor muy importante. Cuanto más tierna, mejor. Una ternura excelente significa que la hoja del té es apretada y el color es bien-equilibrado. Las hojas deben ser enteras, no rotas, sin tallos y ramitas.

y la apariencia de las hojas de té en agua:
Después de empaparse, si las hojas de té son de alta calidad, estas absorberán el agua y luego recuperarán su forma original. La forma original puede revelar mucho sobre la calidad del té. Verás que las hojas de té se ven completamente naturales como si fueran escogidas a mano de los árboles. Una hoja de té de buena calidad, si la presionamos con la mano después de mojarse, no volverá a su forma original. 

color te2. Color

El color de las hojas secas de té:
Un té de alta calidad tiene un color más brillante y es homogéneo. En general, el requisito de color es diferente para diferentes tipos de té. Para el té verde, hay variados verdes: oscuro, claro, jade, amarillo y un verde grisáceo. Generalmente, cuanto más profundo es el color, mayor es la calidad.

El color de las hojas de té húmedas:
Los nuevos tés tienen colores brillantes y frescos. El té envejecido es de un color amarillo gris y negro oscuro. En algunos casos, como el té Pu-erh y el té blanco, la calidad también tiene relación por su grado de fermentación. Para el té verde, un color claro, suave y verde-amarillento es el mejor; Para el té negro, un rojo brillante es signo de calidad.

El color de la infusión:
Un té de alta calidad tiene un aspecto claro, brillante y fresco. Un té de baja calidad tiene colores opacos y parece diluido. En general, un color brillante significa sabor rico y un color más claro significa sabor ligero.

 

fragancia te3. Fragancia

La fragancia de las hojas secas de té:
Ponga un puñado de hojas secas de té o una bolsita de té cerca de su nariz y absorba la fragancia. Un té fresco o un té completamente cocido es más fragante que un té de baja calidad o un té lleno de agua, en el que queda demasiada agua en la hoja.

La fragancia de la infusión:

La fragancia se ve afectada por el tipo de té, su origen, la estación del año y el método de recolección y procesamiento. Cada té tiene su fragancia única. El té negro debe tener una fragancia dulce. Un buen té verde es fresco, sutil y no áspero ni herboso; El té de oolong tiene aromas relacionadas a la fruta y la flor. Normalmente, una fragancia fresca de larga duración significa que es buena calidad. Un té de baja calidad tendrá un olor ahumado, ácido, áspero, amargo. Una vez que adquieras experiencia y compares distintos productos, podrás reconocer si está bebiendo un té de baja o alta calidad después del primer sorbo.

Ojo, Algunos vendedores de té añaden fragancias u otros aditivos al té para encubrir las hojas de té de baja calidad que utilizan. Siempre se puede juzgar la calidad por su apariencia por lo que al abrir el paquete puedes comprobar las hojas en primer lugar.

4. Sabor:

El sabor de la infusión:
El valor del té está determinado por el sabor. Diferentes partes de la lengua son sensibles a diferentes gustos, la punta de la lengua dulce, la raíz siente la amargura y el centro de la lengua es sensible a un sabor amargo más áspero. Cuanto menos amargo sea el té, mejor. Un té de alta calidad puede tener inicialmente un sabor amargo y luego se convertirá en dulce. Un té de baja calidad tendrá un sabor amargo antes y después.

La calidad de las bolsitas de té

Una creencia común es que los tés preparados con hojas sueltas son siempre superiores en calidad y sabor a sus homólogos de bolsitas de té. Esto no es una regla siempre cierta.

La calidad y el sabor de un té se reduce directamente a la calidad y el sabor de las hojas, no a su formato y el corte. La forma en que los tés son cultivados y procesados ​​determina su calidad, no el tamaño de las piezas de hoja en sí mismas. Mientras que algunas empresas camuflan té de baja calidad o "polvo de té" en sus bolsas, lo más importante es la compra y manipulación de los tés de proveedores seleccionados.

De hecho, en lo que respecta al sabor, un té cortado y picado en bolsitas de té aportan a menudo sabores más fuertes y se elaboran más rápidamente, ya que las partículas más pequeñas ofrecen más superficie para ser empapadas en comparación con hojas más grandes.

La recomendación final, a la hora de comprar tés que vienen en bolsitas, es comparar el sabor y leer las etiquetas en búsqueda de saborizantes, endulzantes artificiales u otros compuestos desconocidos que no sean hojas de té o hierbas.

Te puede interesar: Beneficios de tomar té con stevia


Fuente: 1001teafacts / choiceorganicteas / foodbabe

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Etiquetas: