Ayuno intermitente


El ayuno es el acto de abstenerse de comida y bebidas por un período de tiempo. Normalmente hacemos ayuno desde que nos acostamos a dormir hasta que nos despertamos. Hoy en día muchas personas están practicando el ayuno intermitente.

 

¿Qué es el ayuno intermitente?

Es básicamente lo mismo que el ayuno, pero se propone ampliar el rango de este. El mas conocido es el de 16 horas sin ingerir alimentos, también está el de 12 horas y alternando días.
Cuando no estás haciendo ayuno se permite comer de todo, pero lo lógico es optar por alimentos que te hagan bien, es decir evitar a toda costa la fritura, alimentos muy procesados (los que no se entiende nada que dice la etiqueta), y los altos en azúcar. Lo que se recomienda son fuentes de proteína como carnes, pescado, huevos, legumbres. Frutas y verduras. Y no olvidar la fibra que nos entrega una sensación de saciedad.


 La motivación para la mayoría de las personas de comenzar esta práctica es perder peso, sin embargo, no existe suficiente evidencia científica que pruebe que esta práctica es efectiva para bajar de peso, así lo indica la investigación publicada en Jama International Medicine , una de las más serias realizadas hasta este momento.
No te desanimes porque esta práctica si trae beneficios.

 

Beneficios del ayuno intermitente

Durante el período que se ayuna, el hígado comienza a descomponer ácidos grasos en cuerpos cetónicos, los cuáles son utilizado por nuestro cuerpo como energía cuando la glucosa no está disponible. Se ha demostrado que esto protege la memoria y también provoca una disminución de los marcadores inflamatorios en nuestro cuerpo, los cuales se asocian con artritis, esclerosis múltiple. Además, y no menos importante, mejora la regulación de la glucosa.

 Ayuno

Durante el ayuno no se recomienda ingerir alimentos, pero sí líquidos para mantenerse hidratados. Dentro de las opciones, las infusiones es una excelente alternativa, es por eso que desarrollamos una mezcla especial llamada Té Ayuno, la cual contiene hierbas suaves como lemongrass y cedrón que tienen un efecto relajante, y por supuesto la hoja de Stevia que da una sensación de saciedad que puede ayudar a hacer más llevadero tu tiempo de ayuno.
No se recomienda ingerir lecha, bebidas energéticas, jugos naturales y bebidas no light.


Antes de comenzar un ayuno, es importante que puedas chequearlo con un especialista, ya que por ejemplo no se aconseja a las personas que están estresadas, que son ansiosas, mujeres embarazadas, en lactancia con trastornos alimenticios entre otros. Por otra parte, puede producir debilidad, dolores de cabeza, baja presión.


Si nunca has hecho ayuno, puede ser muy difícil soportar la sensación de hambre, pero tienes que tener paciencia para que tu cuerpo se pueda ir adaptando a ayunar. ¡No claudiques inmediatamente!

Considera también que todos somos diferentes, por ello a algunas personas les puede acomodar mucho está práctica y a otros no, aprende a escuchar tu cuerpo y buscar lo que sea mejor para ti.
 

https://www.womenshealthmag.com/es/nutricion-dietetica/a29017749/ayuno-intermitente-seguro-fasting/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3680567/

 https://fitnessvitae.com/ayuno-intermitente/

https://www.menshealth.com/es/nutricion-dietetica/a34170135/que-puedo-comer-ayuno-intermitente/