Retiro sin costo en Escuela Militar. Por compras sobre 20.000 despacho gratis comunas Gran Santiago. Despacho demora 2-4 días hábiles

Un té para cada momento del dia


Nada mejor que sostener entre las manos una buena taza de té caliente y sentir cómo el aroma estimula los sentidos. El calor en la palma de las manos hace que la sensación reconfortante sea más intensa… ¡esa es la razón por la que muchas culturas usan tazas sin asas!

Como todo bebedor de té sabe , cualquier hora del día es buena para degustarlo, y hay un té para cada ocasión.

A veces lo importante no es la variedad del té sino distenderse un rato en el ritual mismo de prepararlo y disfrutar de esos momentos para gratificarse uno mismo, y por qué no, compartir ese placer con otra persona.

Si no sabes cómo empezar, esta es una guía (no demasiado rígida) de variedades de té para cada hora del día.

 

te desayunoTé para el desayuno: 

La costumbre británica de comenzar la mañana con una taza de té negro es una buena idea para los que desean abandonar el café sin resignar el estímulo energizante de la cafeína, que también está presente en el té negro pero en menor concentración.

En general, la gente desea dejar de tomar café porque le produce gastritis, o porque ha leído que hay estudios sobre los niveles de cortisol y cómo las altas concentraciones de cafeína pueden aumentar la presión arterial.

Pero la cafeína en menor dosis, como la que contiene el té negro es muy buena: aumenta la memoria a corto plazo, disminuye la fatiga, nos permite concentrarnos mejor y en general hacernos sentir más positivos.

Así que desayunar con té negro brinda un buen empujón para enfrentar el día.

 

te media mañanaA media mañana:

Cuando se comienza temprano el día, se hace necesario un recreo antes del corte para almorzar.

Las elevenses (las once) están bien establecidas en Europa como un pequeño descanso en la mañana alrededor de esa hora, un momento de paz en el torbellino del día.

Es una oportunidad para tomar un té verde frío o caliente según la época del año, sólo o acompañado con un pequeño sándwich o porción de tarta salada.

Aunque en Chile “las once” se mantienen en algunas regiones como el vermut del atardecer, está bueno recuperar las verdaderas “onces” para tener la excusa de beberse un rico té.

 

almuerzoDespués del almuerzo:

Aunque muchas personas acostumbran tomarse un té después de las comidas, es mejor que el té sea de hierbas, es decir, una infusión.

Los taninos presentes en las hojas del árbol del té afectarían la absorción de hierro de la comida, especialmente de la carne, por lo que es mucho mejor tomar una infusión de hierbas , que puede ser digestiva, pues no contienen taninos.

Son ideales el té de manzanilla, solo o con menta, de cedrón, de paico si se sufre de colon irritable, de jengibre, hinojo o el de la hierba que prefieras.

 

te media tardeA la tarde:

Curiosamente, aunque el té se bebe hace siglos, recién en el siglo XIX nace la costumbre del famoso “Five O´clock Tea”, cuando la luz eléctrica hace trasnochar a la gente y cenar más tarde.

Ahora entre el almuerzo y cena hay demasiadas horas de espera y la merienda se impone con masas dulces o con el sándwich que ya era bien popular.

El té de la tarde en general tiene más cuerpo, es más suculento en sí mismo y en lo que lo acompaña. Puede ser té negro con crema, la mezcla mágica de las especias del té chai solo con latte que es el furor del momento.

En verano puedes reemplazarlo por un té de hibisco (Jamaica) y si quieres una merienda de alta calidad, te recomendamos el té matcha ( té verde en polvo) que es el usado en la ceremonia del té en Japón, o el tostado Panfried.

Como verás, el té de la tarde es el más versátil, y es cuando probablemente tengas más tiempo para preparar alguna de estas exquisitas recetas de té con leche.  

 

te cenaDespués de la cena:

Inmediatamente después de la cena puedes optar por un té de hierbas, o infusión, como al mediodía. Pero si esperas 1 hora o más, cuando ya la comida ha sido digerida, las opciones son más amplias.

Si tienes problemas para conciliar el sueño, evita los tés con más cafeína, como el negro, y opta por el té blanco o verde, valeriana o cualquier infusión relajante.

¿Y por qué no unas gotas de alcohol? Un margarita de hibisco con tus amigas puede ser la mejor manera de terminar el día. 😍

Fuentes:

 

  • Etiquetas: