Té Rojo o Pu-Erh: Beneficios y contraindicaciones


Los seres humanos nos pasamos la vida intentando no envejecer. Pero como sabemos que la batalla contra la naturaleza, al final, será perdida, nos unimos a ella para apreciar algunas exquisiteces que han sufrido el efecto de la vejez.

Así, un vino, cerveza o whisky añejado sumará sabores profundos y complejos a los ardientes de la juventud. Un queso dejado a merced de microbios se transformará en un bocado complejo que acaricia todos los paladares.

Esa obsesión occidental por los alimentos añejados (¡o fermentados!) no había llegado aún al ámbito del té. Sin embargo, si uno viaja a China puede observar que el té añejado es tan apreciado como el whisky de 20 años o el champagne más premiado.

La mayor parte de las variedades de té cuando pasan los años se secan o vuelven rancios. Pero si se cosechan las hojas adecuadas y se procesan en condiciones ambientales determinadas, se obtiene un té absolutamente único, tan exquisito que es una medicina para el cuerpo y el alma. Es el té Pu-erh que no tiene fanáticos sino gente loca que no puede vivir sin él y que pagaría mucho más que un whisky exclusivo para tomar una taza.

Qué es el té rojo Pu-erh

Su nombre proviene de la zona donde se cultiva este té, llamada justamente Pu-erh, al sur de China. En Occidente se lo conoce como té rojo (tal es su color). Aunque China es el mayor productor mundial, no es un té popular ya que durante cientos de años fue consumido sólo por la nobleza.

El té rojo Pu-erh se prepara con las hojas maduras de árboles de té más antiguos, que son más anchas que las habituales y tienen una química distinta. Las hojas frescas se colocan a mano en woks gigantes y luego se secan al sol, pero no tanto como para matar a los microbios que contiene la hoja. Luego se dejan fermentar de 2 a 60 años en barricas de bambú, de quien toma el color rojo. Las bacterias transforman la hoja de té en un producto mucho más suave, oscuro, rico y más o menos dulce según los años de añejamiento.

El té rojo Pu-erh suele venderse en tiendas especializadas en tortas compactas de donde se desgranan las hebras de té. Por supuesto, los más añejados son más costosos que los nuevos. Pero para disfrutar un té rojo Pu-erh no hace falta comprar uno muy añejado. Pruebe uno de los más económicos para empezar y verá que la diferencia con otras variedades es muy notable.

Beneficios del té rojo Pu-erh

Por supuesto, si el método de recolección tan trabajoso ha sobrevivido durante siglos no es solamente porque es exquisito, sino porque tiene beneficios para la salud específicos por su proceso de fermentación.

1. Disminuye el colesterol

El envejecimiento microbiano del té rojo Pu-erh resulta en la producción de lovastatina , una sustancia que proviene de un hongo y que compone la mayoría de los medicamentos para bajar el colesterol. Estudios adicionales han demostrado que el uso a largo plazo de cantidades adecuadas de tés pu-erh tienen el potencial de reducir el colesterol LDL (el colesterol malo) y aumentar los niveles de HDL (el colesterol bueno).

2. Desintoxica y depura la sangre

En la medicina china tradicional, se considera que el té rojo mejora la función depurativa del bazo y la digestión en el estómago. Se ha demostrado que los microorganismos y los azúcares simples únicos que se producen a partir del proceso de fermentación atacan las toxinas en la sangre, eliminándolas del cuerpo y creando un cuerpo más saludable.

3. Ayuda a bajar de peso

Los estudios han demostrado que el té pu-erh suprime la síntesis de ácidos grasos . El proceso de lipogénesis (creación de grasa por el hígado) se atenúa mediante el uso de este té Pu-erh. Además, se ha demostrado clínicamente que el té rojo Pu-erh mejora los niveles celulares de la lipasa cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras. La lipasa es una enzima crítica que "desbloquea" las células de grasa para que su contenido pueda ser vaciado.

4. Efecto antioxidante y prevención de enfermedades

El té rojo Pu-Erh contiene antioxidantes y proteínas anti-inflamatorias. Los antioxidantes son fitoquímicos naturales que ayudan al cuerpo a luchar contra las moléculas de radicales libres y prevenir las enfermedades. Los antioxidantes que se encuentran en Pu-erh están a menudo en una concentración más alta que en la mayoría de los otros tés debido al proceso de fermentación que el té ha experimentado.

5. Refuerza el sistema inmunológico

La acción anti inflamatoria fortalece el sistema inmunológico “ahorrando” glóbulos blancos que actúan en esa inflamación.

6. Previene la enfermedad cardíaca y la ateroesclerosis

Su acción sobre las grasas, colesterol y triglicéridos previene la formación de placas de grasas en las arterias.

Contraindicaciones del té rojo Pu-erh

El té rojo, al igual que el resto de tés, contiene cafeína, teína y teobromina, todas ellas sustancias excitantes. De todas formas, una taza de rojo Pu-erh aporta menos cafeína que una taza de café, aproximadamente un 70% menos.

La única contraindicación del té rojo es debido a su concentración de cafeína. Se considera que se puede beber sin problemas hasta 5 tazas de té rojo Pu-erh por día. ¡Así que, a disfrutarlo!

Fuentes: