Té en el embarazo y el periodo de lactancia

Si eres una de las que disfruta tomar distintas variedades de té, te gusta desayunar con un té bien negro a la mañana y estas esperando recibir a tu nuevo retoño entonces esta es tu categoría.


 El placer de amamantar y ver a tu bebé crecer sano y fuerte bien vale algún sacrificio, pero tranquila: hay muchos tés que sí puedes tomar sin causar ningún efecto secundario indeseado.


Si bien los beneficios del té son numerosos, hay que tener en cuenta que algunos tienen cafeína, en bajísima proporción comparando con el café, pero tienen.

INFUSIONES DE HIERBAS

Té en el embarazo

Existen personas que son algo más sensibles a la cafeína que otras. La tolerancia a la cafeína varía ampliamente, pero la mayoría de los médicos aconsejan a las mujeres embarazadas que reduzcan el consumo de cafeína. Estudios han demostrado que la cafeína pasa a través de la placenta al feto y también de la leche materna.


Esto quiere decir que cantidades excesivas de cafeína pueden dañar o irritar al bebé. Es cierto que se deben evitar grandes cantidades de cafeína que además del café también la tienen el chocolate, algunas bebidas gaseosas y medicamentos de venta libre. Así que debes evitarlos.

Cantidades excesivas de cafeína pueden dañar o irritar al bebé. Es cierto que se deben evitar grandes cantidades de cafeína que además del café también la tienen el chocolate, algunas bebidas gaseosas y medicamentos de venta libre. Así que debes evitarlos.


De todas maneras existen variedades de té que sí puedes tomar una taza  de vez en cuando y darte el gusto con los que no tienen cafeína e incluso lograr tener más leche.


En está categoría puedes encontrar todas las variedades de tés e infusiones que puedes disfrutar durante la lactancia y el embarazo, dado que estos té tienen un contenido bajo o nulo de cafeína, por lo que no representa ningún tipo de riesgo para ti o tu bebé durante la gestación o después de ella durante la lactancia.


Evita los siguientes tés e infusiones

1.- El té negro: aunque una taza diaria no supera la cantidad de cafeína que se considera segura durante la lactancia, hay personas más sensibles que otras a este componente. Mejor déjalo para cuando termines de amamantar.


2.- Los tés de orégano, perejil, menta y otras especias que se usan para condimentar pueden transferir el sabor a la leche materna. No hay evidencia de que produzcan daño al bebé, pero muchas madres suelen beber estos tés cuando desean acelerar el destete

3.- Las infusiones de ginseng, efedra ruibarbo, anís estrellado y otras hierbas que contienen alcaloides no deben tomarse durante el embarazo ni la lactancia.


Como preparar las infusiones

Conocer más del té siempre puede ayudarte a conocer como vivir más sano y sacarle más partido a tu deliciosa taza de té de hierbas. Cada tipo de té tiene una preparación específica que maximiza sus beneficios.


Cada infusión es distinta, pero como regla general te recomendamos usar agua filtrada, a 80 grados Celsius, deja reposar la infusión 5 minutos y ¡A disfrutar!